Satoshi en Venezuela

Bitcoin: empezar como con la bicicleta

No me subí a una bicicleta ya sabiendo andar. Empecé con las rueditas, despacio. Tampoco era una Mountan Bike de carbono con frenos a disco. Era una Aurorita. Tampoco me mandé por una pendiente en bajada a velocidad del hiperespacio.

Despacio y de a poco fui pedaleando metros, luego cuadras. Ganando equilibrio y confianza. Hasta que un día las rueditas no hicieron más falta. Ya tenía el equilibrio suficiente y la confianza para agarrar pendientes. Fue cuando pasé de la Aurorita, a la bici para adultos.

Con Bitcoin (BTC) es igual. ¡No vas a empezar arriesgando el 76,84% de tu patrimonio! Entonces para empezar, Aurorita con rueditas. Significa «subite a la bici con 700 pesos».

Bien, ya compraste una fracción de bitcoin. Ahora, ¿que hacés con ellos? Lo primero es enviarlos a una wallet de tu propiedad.

Importante:

Inventamos Bitcoin para no tener intermediarios, y en este caso compraste a un intermediario y él tiene la custodia de tus bitcoins. El riesgo es que quiebre, se fugue, haga un scam, etc., no digo que va a pasar, pero el riesgo está presente. Entonces, instalás una app (una bitcoin wallet) en tu teléfono. Puede ser Coinomi, Blue Wallet o Samourai (solo android por ahora).

Vamos a dejar claro lo más importante. Una vez que instalás tu wallet, sos el único responsable de tus bitcoins.

Acá no hay Papá Estado o Mamá Banco que recupere tus bitcoins si no hiciste la copia de seguridad correctamente.

¿Cómo se hace? Generalmente la wallet te recuerda y te lo recontra recuerda. Son 12 o 24 palabras que no las tenés que perder. Tenés que escribirlas en una hoja de papel y guardarlas en un lugar seguro a prueba de accidentes.

Dejar una copia a algún ser querido, en el que puedas confiar en caso de tragedia. Recordá que estas palabras son tu Recovery Phrase (frase de recuperación o semilla), por lo tanto no se las tenes que decir a nadie, copiarlas en la web, que te las miren, ponerles una luz de neón que todo el mundo te las vea: ¡NO!

Esas palabras son tus bitcoin.

El que tenga acceso a esas palabras controla tus bitcon. Imagináte que podés pasar cualquier frontera del mundo con una mano atrás y otra adelante, conseguir un smartphone, escribir las 12 palabras y mágicamente tenés nuevamente el acceso a tus bitcoins estés donde estés.

Texto publicado por Paleobit.

Puedes leer el original aquí.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *