Satoshi en Venezuela

Emprendimiento y Lightning Network en tiempos de Covid19

Hace unos meses me encontraba haciendo clínicas (termino para referirse a prácticas para mejorar técnicas de beisbol) para aprender a usar Bitcoin, todo chévere todo cool. Invité a varios emprendedores con la finalidad de conversar y hablar un poco sobre Bitcoin y sus bondades como dinero descentralizado y alternativa ante el actual sistema financiero centralizado.
Las clínicas, por lo general, tienen la intención de evangelizar a personas que están interesadas en aprender las bondades de Bitcoin y Lightning Network (LN), con un enfoque tecnológico por medio de las herramientas que nos ofrecen. Podemos utilizar BTC como medio de pagos digitales, seguros, instantáneos y de Persona a Persona (P2P).
Estas clínicas fueron realizadas en el Municipio Carrizal del Estado Miranda Venezuela de forma presencial e informal a principios de este 2020, donde nos reuníamos un grupo de emprendedores y mi persona a tomar buen café y hablar acerca del buen dinero Bitcoin. De allí surgieron muy buenas ideas por parte de estos emprendedores donde analizamos como Bitcoin podría ayudarlos como medio de pago digital y P2P en sus emprendimientos.
Una vez evangelizados, ya dominado los conceptos básicos y esenciales acerca de Bitcoin, el siguiente paso dentro de las clínicas era introducir a los apóstoles ó nuevos evangelistas en el uso de Lightning Network, también llamado el efectivo digital de bitcoin, directamente en sus emprendimientos de forma práctica y sencilla valiéndonos de su tecnología.
Una de las prácticas más comunes dentro de estas clínicas es aprender a usar los monederos de LN tanto custodial Wallet of Satoshi y la no-custodial Phoenix, para que los apóstoles se familiaricen con las billeteras y aprendan a usar las mismas en el cobro en sats, por prestar sus servicios de cara al usuario ó cliente.
Todo iba bien hasta que llego el Apocalipsis Covid19 y con el la pandemia global, y la cuarentena que hasta el sol de hoy todavía padecemos, aunque en Venezuela esto parece eterno. Honestamente tengo que confesar que di por muerto este proyecto de las clínicas de BTC  LN, hasta que hace unas semanas uno de los apóstoles me escribió para ofrecerme productos de su emprendimiento.
El bitcoiner encuentra la forma
¡Vaya sorpresa! Al recibir una publicidad de unos ricos postres de rollos de canela y cupcakes, no tarde en decirles a los viejos apóstoles «dame unos rollitos, pero eso si te pago con sats», aunque en tono de broma en
Rolls de Azor
Los apóstoles siguen creyendo en Lightning Network
La respuesta fue inmediata un «¡sí!», mas un código QR por el monto en Sats por los rollos de canela. Sin dudarlo acepté y pagué con sats y directo a disfrutar del postre se ha dicho. Muy buenos por cierto.
Pero la historia no terminó allí. El domingo pasado, cuando celebramos el Día del Padre, otro apóstol me escribe y me dice «Azor, estoy vendiendo cupcakes y mini-tortas en BTC y acá te tengo unos que te guardé; ya que gracias a Bitcoin y a ti vendí mi primera docena y me pagaron en BTC. Así que te ganaste unos cupcake».
Honestamente no esperaba que los apóstoles fueran a emprender tan rápido y mucho menos usando LN como medio de pago. Y no por dudar de sus capacidades para emprender, sino por esta circunstancia que estamos viendo, dándome una lección de vida. Pase lo que pase, debemos seguir adelante y afirmando mucho mas la frase de que Bitcoin no va a salvar a toda una nación pero si puede salvarte a ti, desde lo individual, desde tu propia experiencia.
Si ellos pueden tu puedes.
De mi parte estoy satisfecho por este pequeño logro de llevar la palabra de Bitcoin, y así dar mi pequeño aporte a la comunidad y al un mundo… que pide a gritos un sistema financiero más honesto. Más libre.
Jose Azor
(Bitcoiner)

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *