Satoshi en Venezuela

«¿Puedo pagarte con Bitcoin?»

Todos tenemos una primera vez, y como pocas cosas, siempre recordamos con claridad cada detalle de lo ocurrido. Desde acá, les narro cómo fue mi primera venta utilizando bitcoin como forma de pago. No es algo muy complejo, pero siempre es importante tener referencias para brindar confianza.

Me presento: soy Armando Alvarado (@armandojoseve) y junto a mi pareja María José López (@marijolopez27) llevo un emprendimiento dedicado a la elaboración de accesorios funcionales para damas, caballeros, niños y mascotas, utilizando variedad de materiales con los que complacemos con mucho cariño los gustos de nuestros amigos.

Este proyecto lleva por nombre Apulso (@APulsoVE) Nuestro amigo se llama Freddy, y luego de conversar un poco por el DM de Instagram sobre las piezas que quería, nos hace una pregunta bastante peculiar para nosotros: “¿qué forma de pago tienen? ¿Puedo pagarte con bitcoin?”. Para ese momento ya habíamos definido el precio pero desconocíamos mucho sobre esa forma de pago, a pesar de haber escuchado o leído muchas veces la palabra Bitcoin en televisión, prensa o redes sociales.

Armando hizo varias pulseras exclusivas para Satoshi en Venezuela.

La situación se complicaba un poco porque él estaba ubicado en otro estado de Venezuela, mientras que nosotros nos encontramos en Yaracuy, así que utilizar dólares como forma de pago no era opción factible. Por si se preguntan por los bolívares: no manejábamos los mismos bancos (y la transacción la estábamos realizando un viernes por la tarde). En resumen:
1) No estamos cerca, así que no era rentable el pagar dólares en efectivo.
2) Utilizar plataformas de pago como PayPal, quitan demasiada comisión en relación a los montos que manejamos.
3) Esperar que se hiciera efectivo el dinero implicaría esperar 4 días para poder concretar la venta.

Luego de no coincidir con ninguna de las formas de pago anteriores, él repite: “¿Puedo pagar en bitcoin?”, y así fue como inicio ese mar de dudas con muy pocas respuestas. Pero como siempre he sido curioso, al darme cuenta de que era una alternativa para solucionar, en menos de una hora leí muchos artículos, vi videos con tutoriales y aclaré en su mayoría mis dudas.

Lo primero que entendí es que 1 bitcoin se puede dividir en 100.000.000 partes, y que esas pequeñas partes son conocidas como sats (satoshis), así que no era necesario darle vuelto (cambio). Como es dinero digital, puedo hacer uso de la criptomoneda desde cualquier dispositivo siempre y cuando tenga algo llamado “Llaves Privadas”. Poco a poco fui entendiendo el funcionamiento, pero mientras aclaraba una duda se formaba otra. Así que decidimos arriesgarnos.

¿Qué necesitamos para recibir Bitcoin? Lo primero es una dirección donde pudiera enviar el pago, y la forma de conseguirla es con un monedero/Wallet. Para este caso, terminamos usando UpHold. Aunque no nos permitía acceso a nuestras llaves privadas (no sabíamos la importancia de ello en ese momento), nos facilitó el proceso para completar la operación. Luego de generar la dirección, me apareció un código QR, que permite que con tan solo escanearlo Freddy tuviera la dirección exacta a la cual enviar nuestros primeros satoshis.

Así ocurrió. Luego de confirmar el monto, abrir nuestra cuenta en UpHold, crear una dirección para recibir los satoshis de bitcoin, solo faltaba que Freddy ejecutara el envío, pero ¿cuánto tiempo tardaría en llegar el dinero? Nos hicimos esa pregunta desde acá, pero no había pasado ni siquiera 1 minuto cuando ya veíamos el saldo positivo reflejado en nuestra cuenta. De inmediato empezamos a trabajar para cumplir con nuestra parte, emocionados porque ahora eramos bitcoiners.

¡Freddy, estamos agradecidos!

Experiencia, es algo que aunque esté en nuestro alrededor, casi siempre la creamos con nuestras propias vivencias. Es de vital importancia la curiosidad para conseguirla, porque no llega sola y, en este caso en particular, debemos invertir el activo más valioso que existe, ese que perdemos cuando nos distraemos o nos ocupamos con otras cosas, el TIEMPO.

Invertir tiempo en educación nunca acarreará pérdidas, y desde la tierra de la dulce caña es lo primero que siempre te podemos recomendar: lee, estudia, pregunta y ayuda. Con esto como premisa podemos prepararnos para utilizar “el dinero de Internet”.

Texto: @OrlaR29

Descargo: Satoshi en Venezuela parte de la premisa de que todas las Altcoins perecerán y deben ser llamadas Shitcoins. El uso diferenciado del lenguaje pertenece al autor y en ningún caso representa los intereses de Satoshi en Venezuela. Bitcoin-only.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *